La tarea esencial

Domingo, Agosto 31st, 2014 | Sin categoría | No hay comentarios

En un vuelo reciente de Grand Rapids, Michigan a Orlando, me senté al lado de una mujer en sus setenta años quien se llamaba Linda. Era una cristiana fuerte y hablamos un poco sobre la importancia de ministeriar a otros. Le di un ejemplar de un libro sobre como vivir la vida cristiana de una manera aún más vital.

Después, me levanté para estirar mi cuerpo y cuando regresé me di cuenta que la pareja del otro lado del pasillo del lado donde Linda y yo estábamos sentados estaban leyendo el libro. Le pregunté a Linda como había ocurrido esto y me dijo que había notado que la mujer de la pareja, Jackie, parecía estar en fase avanzada de cáncer. Linda pensó que Jackie necesitaba el libro más que ella. ¡No hace falta decir que le di a Linda otro ejemplar del libro!

Un tiempo después, en la Conferencia de Liderazgo Global (CLG), escuché a Nathan Hildebrand contando sobre una pareja a quien él y su esposa habían ministeriado: Lorne e Ingrid. Ellos son de Winnipeg en Canadá, se involucraron en nuestro ministerio Impacto del Líder y viajaron hasta El Salvador para campañas evangelisticas dirigidas a empresarios y profesionales.

Cuando regresaron, Lorne se comunicó con su socio de negocios, Randy, quien vio un cambio significativo en su vida. Hace dos años, Randy y su esposa Lydia, se cambiaron para otra ciudad en Manitoba para conducir un concesionario de motocicletas Harley Davidson. Un poco después, Randy invitó a seis de sus clientes a una campaña evangelistica. Los seis dijeron que querían formar parte de un grupo de descubrimiento continuo. Dos meses después, uno de los seis (John) se entregó a Cristo y finalmente se fue a Panamá donde vio a muchos empresarios y profesionales tomando una decisión por Cristo. Poco después, invitó a mas de 100 líderes de su provincia a una campaña evangelistica en su negocio.

En la misma junta de CLG, tuve la oportunidad de contar la historia de una joven a quien llamaré Anna. Era una adolescente quien vivía en el norte de África y había sido víctima de repetidos abusos sexuales mientras que crecía–hasta por hombres supuestamente devotos de su religión. Buscó consejo y alivio con un líder religioso de su fe pero no recibió respuestas satisfactorias.

En aquella época, pasó por una casa con un pequeño signo que decía « Jesús es amor ». Poco tiempo después, Anna falló en un testo critico en la escuela y tuvo pensamientos de suicidio. Como no le quedaba otra opción, gritó « Revélate a mí, Jesús del amor ».

Bueno, Jesús realmente le apareció en un sueño y le dijo a Anna:
« Acéptame como tu Señor y Salvador ». Ella volvió de inmediato a la casa con el signo sobre Jesús. Le dieron el DVD Magdalena. Anna lo vio tres veces, respondió a Cristo y no pudo contener su llanto por dos días.

Transformada, ella condujo a su madre y hermana al Señor. Puso el DVD para sus compañeros de escuela y solamente en una semana 25 estudiantes vinieron a Cristo.

Ahora ella es estudiante de primer año en la universidad y conduce un grupo de 30 mujeres en su campus. Ellas cuentan a otros con valentía que Jesús es amor.

Les cuento estas historias para ilustrar lo que Dios no llamó a hacer — movilizar gente para compartir el evangelio y en turno movilizar a quienes respondan para hacer lo mismo.

Yo ministerié a Linda, quien a su turno ministerió a Jackie. Nathan ministerió a Lorne quien a su turno ministerió a Randy quien después ministerio a John. Anna ministerió a su madre, hermana y compañeros quienes a su turno ministeriaron a otros estudiantes.

No es complicado. Debido a la presencia y al poder del Espíritu Santo, todo lo que tenemos que hacer es tomar la iniciativa y animar a otros a hacer lo mismo.

A veces veo que estamos encargándolos a nuestros discípulos una larga lista de quehaceres de actividades ministeriales sin aclarar la esencia. Si queremos ver movimientos ocurriendo, tenemos que motivar y equipar a la gente para cumplir la tarea esencial: movilizar multiplicadores.

Es simple, poderoso y eternamente significativo.

Steve

Encontrar la energía para perseverar

Jueves, Julio 31st, 2014 | Sin categoría | No hay comentarios

Como se pueden imaginar, hay muchísimas cosas que agotan mi energía durante una semana. A veces es un problema interpersonal. A veces es simplemente la cantidad de actividades que llena mi horario de la mañana hasta la noche.

Entonces, ¿qué recarga y restaura mi cada día? Finalmente es Dios el que me rejuvenece por el poder del Espíritu Santo. Salmo 27:1 contiene las siguientes palabras: «El Señor es la fortaleza de mi vida». Isaías 40:29 (Reina-Valera Contemporánea) dice: «El Señor da fuerzas al cansado, y aumenta el vigor del que desfallece».

Aunque lo que descubrí es que muchas veces Dios usa ciertas actividades y gente para cumplir este propósito. Déjenme enumerar algunas.

Escuchar la Palabra

Casi cada día, camino por 1,5-2 millas. En este tiempo, escucho la Biblia en un reproductor de MP3. Muchas veces escucho un pasaje (o hasta una frase) que es precisamente lo que necesitaba escuchar en este día. Porque consumo muchos capítulos, estoy exponiendo mi mente y mi corazón a muchas potenciales lecciones y estímulos. ¡Esto es fantástico!

Orar

Muy seguido, mis «desagües emocionales» son problemas que no se prestan a una solución fácil. Como la magnitud del problema me «sobrepasa», pido soluciones que también me «sobrepasan» — soluciones que son de Dios. Y mientras que espere la sabiduría sobrenatural de Dios, echo mis cuidados sobre el Señor (como ya lo compartí con Uds. en un artículo reciente de la Conexión). Esto realmente ayuda a detener el desagüe de mi energía emocional.

Ayudar a la gente

Otro energizante para mi es ayudar a la gente. A veces es tan simple como responder a una pregunta. La mayoría del tiempo estas preguntas se difunden a través de juntas y llamadas. Aunque en unas ocasiones la ayuda ocurre como respuesta a una situación que surge.

Un viejo amigo mío me escribió un correo, explicándome como se empeoraban los síntomas de Alzheimer de su esposa. Ella se ponía extremadamente despistada–hasta a olvidar el nombre de mi amigo. Entonces lo llamé. Pasamos un tiempo compartiendo. Mi mama tuvo Alzheimer, entonces podía entenderlo. Pero tal vez el mejor apoyo que le di fue orar por él. Cuando terminé la llamada, sentí una energía especial viniendo del Señor.

Enseñar

También me siento energizado ayudando a otros entender algo por la primera vez. Una de mis alegrías como entrenador de fútbol por varios años fue que tenía la oportunidad de ayudar a las muchachas de mi equipo a aprender habilidades, tácticas y trabajo de equipo. Durante las prácticas, no había nada mejor que una de las muchachas viniera hacia mí con una gran sonrisa en su carita, diciéndome «Ya entendí, Sr. entrenador. ¡Lo hice correctamente!»

Me encanta enseñar principios importantes de la Biblia para vivir la vida y ministeriar a otros.

Tiempo con Judy

Una última cosa que es muy energizante para mi es pasar tiempo con Judy. Ella es mi mejor amiga — mi mas especial relación. Los dos viajamos bastante y cuando estemos en la casa tenemos muchísimas cosas que nos mantienen ocupados. Entonces, cuando tenemos una cena relajante juntos, esto me carga las pilas.

¿Y Ud.? ¿Qué usa Dios para darle la energía de perseverar?

Steve

Uno de mis pedidos de oración diarios

Lunes, Junio 30th, 2014 | Sin categoría | No hay comentarios

Hace varias semanas, tuve el privilegio de hablar en una cena de recaudación de fondos para un ministerio universitario en Sioux Falls, South Dakota. La próxima mañana temprano, cogía un vuelo de Sioux Falls y tuve tiempo suficiente para tomar un bocadillo en la Sala del Club del Hotel Sheraton antes de irme al aeropuerto.

La mujer que trabajaba allá estaba precisamente preparando todo y empezamos a hablar. Su nombre era Mindy. Era madre soltera con tres niños y tenía un trabajo de tiempo completo durante la semana. Pero necesitaba trabajar los sábados y los domingos en la mañana para llegar a fin de mes. Era cristiana, pero sin embargo estaba luchando para vivir por encima de su circunstancias cotidianas.

Mientras que estaba terminando mi yogurt, le dije «Hay un libro que tienes que leer. Su subtítulo es
«Como vivir por encima de tus circunstancias cotidianas».

Mindy dijo:
– Me encantaría leerlo.

Escribí un par de palabras en el interior de la portada y se lo di. Aunque tuve que irme, dije:
– Mindy, me permites orar para ti?

Me respondió:
– ¡Ay, por favor hágalo!
Oré por un minuto o dos, pidiéndole a Dios que atendiera sus necesidades financieras y de otros tipos. Cuando levanté mi mirada después de la oración, lágrimas se deslizaban por su rostro.

¿Cómo ocurrió esta oportunidad ministerial? Creo que ocurrió porque menos de una hora antes, mientras que hacia mi tiempo de devoción en mi cuarto de hotel, había orado que Dios me permitiera tocar una vida en aquel día–que pudiera ser yo un mensajero real del amor de Dios para una persona necesitada.

Oro esta oración cada día. ¿Por qué? Jesús nos dijo que amáramos a nuestros próximos.

Esto es uno de los « Mandamientos Más Grandes ». Y muchas veces, oportunidades de amar a nuestro próximo están a nuestro alcance. Solamente tenemos que orar y empezar a buscarlas. Entonces, ¿cómo podemos mostrar amor? El amor implica sentir las necesidades y ayudar a satisfacerlos.

No tuve que analizar muy profundamente para sentir que la vida de Mindy era llena de estrés. Estaba criando tres niños sola. Había experimentado un matrimonio fracasado. Su ex marido no le estaba ayudando financieramente. Tenía que trabajar siete días a la semana.

Necesitaba ayuda para afrontar todo esto. Y yo sabía que para poder afrontar algo, hay que empezar por la apropiación del poder de Dios. No tuve mucho tiempo pero fue suficiente para orar para ella y para darle algo que le guíe en su camino.

Sigan el ejemplo de Jesús

Mucho de lo que leemos sobre Jesús en los evangelios se trata de Sus acciones para tocar vidas. Muchas veces, Lo vemos animando a la gente y atendiendo sus necesidades físicas mientras que pasaba por allá.

Piensen en Zaqueo por ejemplo. Jesús vio inmediatamente en él un hombre desesperado para ser aceptado, un sentido de perdón y un toque de dirección sobre lo que era justo que hacer. Jesús se quedó a compartir comida con Zaqueo una sola vez y su vida fue tocada radicalmente.

Déjenme darles una razón más por la cual oro que Dios me permitiera a tocar una vida cada día: Es una aventura excitante.

Estoy absolutamente asombrado por la creatividad de Dios para abrir puertas. Una mañana, varias semanas atrás, mientras que estaba caminando como lo hago de costumbre en las mañanas, vi la billetera de un hombre al lado de la calle. Sus tarjetas de crédito y su dinero todavía estaban en la billetera junto con su nombre y su dirección. Pude averiguar su teléfono de la casa y llamé. Su esposa contestó. Se puso completamente efusiva de alegría que había encontrado la billetera. Y me dijo porque. Había sido ella quien había perdido la billetera de su esposo dejándola encima del baúl de su coche. Pensé, «Esto no fue solo un chance de tocar dos vidas, pero también de contribuir a un matrimonio feliz».

Déjenme animarlos a orar específicamente que Dios los usara para tocar las vidas de otros cada día.

Steve

Un corazón humilde

Sábado, Mayo 31st, 2014 | Sin categoría | No hay comentarios

Hace algunos años, hice un estudio bíblico poniendo la pregunta: ¿Cuál es la actitud del corazón que parece más agradarle a Dios tan en el Antiguo como en el Nuevo Testamento? La única actitud que era visible con la mayor frecuencia era un corazón humilde.

A veces, a la gente le costó trabajo entender esta idea, pero finalmente, Moisés, Job, Pedro, Pablo y muchos otros acabaron entendiéndolo. En Job 32:1, Job se dio cuenta de esto: « Y cesaron estos tres varones de responder á Job, por cuanto él era justo en sus ojos ». Por cierto, Job era una persona muy recta. Pero, se nos dice en Job 38:1-18: « Y respondió Jehová á Job desde un torbellino, y dijo…¿Dónde estabas cuando yo fundaba la tierra?…¿Quién ordenó sus medidas…¿Has tu mandado á la mañana en tus días? ¿Has mostrado al alba su lugar…¿Has tú considerado hasta las anchuras de la tierra? »
Después de oír todo esto, la conclusión de Job fue: « Por tanto yo denunciaba lo que no entendía; Cosas que me eran ocultas, y que no las sabía » (Job 42:3). Job finalmente entendió: Solo Dios es grande, y al lado de Él, Job ocupaba una posición muy humilde.

Este tipo de humildad simple y profunda debe ser nuestra actitud también. Y va a impactar casi todo lo que pensamos y hacemos. Si alguna circunstancia no va como nos gustaría, la tendencia natural humana es de quejarnos. Sin embargo, la verdad es que Dios tiene el control. Así que lo que venga en nuestro camino esta filtrado por la sabiduría y el amor de Dios.
Si me quejo, demuestro que estoy cuestionando si Dios realmente tiene mis mejores intereses en Su mente. Lo que estoy diciendo es que yo sé mejor que Dios lo que me merezco. Estoy soberbio. En 1 Pedro 5:5, leemos: « Dios resiste á los soberbios, y da gracia á los humildes ». Es más inteligente y más productivo experimentar la gracia de Dios en vez de Su oposición.

Además de un corazón humilde hacia Dios, tenemos que tener un corazón humilde hacia otros. Filipenses 2:3,4 nos dice: « Nada hagáis por contienda ó por vanagloria; antes bien en humildad, estimándoos inferiores los unos á los otros: No mirando cada uno á lo suyo propio, sino cada cual también á lo de los otros ».

Aplicar esta parte de la humildad es más difícil porque los seres humanos no son todo-sabios y todo-amorosos como Dios es. Sin embargo, se nos enseña renunciar a « nuestro derecho de hacer las cosas a nuestra manera ».

Un buen ejemplo mío y de Judy es relacionado a la temperatura de nuestra casa cuando nos vamos a dormir. Judy piensa que 70° Fahrenheit (21°C) es muy cómodo pero a mí se me hace frio a esta temperatura. Fue fascinante el proceso de ver como estuvimos tratando de arreglar este asunto con corazones humildes. Judy dice que quiere que yo me sienta cómodo y yo digo que quiero que ella se sienta cómoda. Ahora, hay una buena « pelea » cristiana — donde cada parte dice « Hagamos la cosa a tu manera! » Por cierto, generalmente nos quedamos en 73° F o 74° F (22°C o 23°C). Es que llegar a esto es el inverso de una negociación normal. Y nuestra relación solamente se vuelve más profunda mientras que busquemos a servir uno al otro.

Déjenme decir muy rápidamente que ser humilde no significa que no podemos tener y expresar opiniones. Ciertamente no significa que no clarificamos lo que dice la Palabra de Dios.
Lo que significa tener un corazón humilde es que no todo gira alrededor de nosotros. Formamos parte de algo mucho más grande y mejor que nuestros planes. Y cuando la gente siente en nosotros humildad combinada con amor, se da cuenta que tenemos algo mas–algo que le va a atraer seguramente. Mientras que vivimos la vida con un corazón humilde, vamos a avanzar el reino de Dios en cualquier lugar donde vayamos.

Su servidor en Cristo,

Steve

E-S-T-R-É-S

Miércoles, Abril 30th, 2014 | Sin categoría | No hay comentarios

Creo que tengo más que la cantidad promedia de las causas del estrés. A veces hay retos financieros. Otras veces hay retos de personas. Y después hay retos que muestran una guerra espiritual. Entonces, ¿qué busco hacer cuando esté bajo estrés?

1. Identificar las señales del estrés que tenga un impacto negativo.

En la mayoría de los casos, las señales son evidentes y directamente relacionadas a la causa. Pero otras veces, el impacto negativo se puede manifestar teniendo dificultad para dormir, estando distraído, o respondiendo de una manera no congruente con nuestro carácter. Si doy vueltas y más vueltas en la cama en medio de la noche, eso significa muchas veces que algo me está distrayendo y atormentándome.

Su síntomas pueden ser diferentes, pero le sugiero que esté pendiente de observar cuando pasen.

2. Descargar su cuidado sobre el Señor.

1 Pedro 5:7 dice: « Descarguen en Él todas sus angustias, porque Él tiene cuidado de ustedes ». (Es interesante que la palabra traducida angustia es merimna en griego y tiene la connotación de un cuidado desviante.)
Este versículo ofrece una de mis promesas favoritas de las Escrituras. Puedo descargar mis angustias en el Señor porque Él me ama y quiere ayudar en los tiempos inquietantes. Así que la primera cosa que hago, después de reconocer que estoy estresado, es descargar mis cuidados en Dios: « Dios, yo no puedo manejar esto, pero Tu puedes. Por favor ayúdame afrontar este cuidado desviante ».
Normalmente, esto ayuda inmediatamente. Pero a veces, me pongo demasiado inquieto de nuevo. ¿Qué hago entonces? Vuelvo a descargar el mismo cuidado en el Señor. Si regresa, hago lo mismo. Dentro de poco tiempo, el « cuidado » parece permanecer con el Señor, por lo cual estoy muy agradecido.

3. Pedir sabiduría sobre el problema real

Casi siempre, mi preocupación no es imaginaria; se trata de un problema real. Y solo porque Dios me ha dado paz no significa que el problema está resuelto. Si el problema hubiera sido demasiado fácil para resolver, yo y otros lo habríamos probablemente simplemente resuelto. Así que donde hay un estrés constante, es probable que una sabiduría sobrenatural es necesaria para decidir que hacer.

¿Y cómo nos apropiamos sabiduría sobrenatural? Basado en Santiago 1:5, « Si alguno de ustedes requiere de sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios se la da a todos en abundancia y sin hacer ningún reproche ». Esta es otra promesa escritural que reclamo muchas veces.
Recientemente, no me podría decidir que iba a compartir en un discurso que iba a dar. Mientras que la fecha del discurso se acercaba, y todavía no tenía ninguna idea, me volví un poco estresado. Entonces, Le pedí a Dios que me dé unas ideas innovadoras. Me las dio tan rápidamente que me pregunté por qué no había reclamado Santiago 1:5 antes.

4. Caminar con Dios todo el tiempo

No cabe duda que me hayan oído ya compartir este pensamiento antes. Pero es tan importante que no dudo en repetirlo. Necesitamos comunicarnos con Dios constantemente durante el día.

Esto trae muchos beneficios, pero uno de ellos es que Dios nos llena los corazones con Su paz abundante. Es por esto que Pablo nos dice en Filipenses 4:6,7: « No se preocupen por nada. Que sus peticiones sean conocidas delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias, Y que la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guarde sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús ».

Espero que mis muchas experiencias en manejar el estrés les serán útiles. Por una parte, todos nosotros estamos demasiado involucrados en poder tratar la vida tal como se nos presente. Por otra parte, ofrecer paz y soluciones está bien en el poder de Dios.

Donde mi corazón está

Miércoles, Abril 2nd, 2014 | Sin categoría | No hay comentarios

Muchas veces, Judy y yo hospedamos eventos en nuestro hogar para varios grupos de nuestros coordinadores. Usualmente, tenemos un tiempo para preguntas y se nos pregunta a mí y a Judy sobre nuestra experiencia de caminar con Dios. Entonces pensé que sería bueno escribir sobre actitudes y prácticas que me resultaron útiles en mi relación con Dios.
Primero, déjenme decir que todavía me queda un camino largo adelante y no me considero un ejemplo perfecto. Pero las siguientes cosas me ayudan a permanecer cerca de Dios y de Su plan para mi vida.

Agradecimiento

Hago entradas en mi diario cada día y la primer categoría es dar gracias. Pienso que un espíritu agradecido es un contribuyente gigantesco a mi disponibilidad general de confiar en Dios y de estar cerca de Él.

Cuando pasen « cosas buenas », esto es fácil. Cuando nuestra hija, Debbie, dio a luz a nuestra primera nieta, Grace, el 23 de diciembre, fue fácil estar agradecidos por un niño hermoso y sano.
Pero cuando pasen « cosas malas », es mas difícil estar agradecido. Cuando Marty, el abuelo querido de Josh, se murió casi de repente, fue devastador para Josh. Uno de los ministerios principales de Judy para Josh en aquella época fue ayudarlo a decir « Gracias, Dios » por la fe.
Job dice en Job 13:15 - « Aunque el Señor me mate, yo en Él confío ».

Interacción

Descubrí que la intensidad de mi caminar con Dios es directamente proporcional a la frecuencia con la cual estoy interactuando con Él durante el día. Trato de tener un comentario constante con Dios sobre lo que está pasando, lo que estoy viendo y que estoy sintiendo.
De unas formas, es similar a la manera en la cual Judy y yo mantenemos nuestra relación frecuentemente haciendo un resumen del día durante la cena o mandándonos mensajes de texto o llamándonos durante el día.

Intencionalidad

A Dios Le encanta que hagamos lo que Él nos pide que hagamos. También está contento cuando nos aprovechamos de las oportunidades que Él pone delante de nosotros. Y si aprendemos algo de la reacción del servidor con un talento en la parábola de los talentos, a Dios no Le agrada para nada cuando no usemos de manera proactiva lo que Él nos da.

Todo esto me hizo concluir que caminar con Dios incluye acción intencionada de nuestra parte — acción para cumplir lo que Él nos llama a hacer. Las Escrituras son cargadas de ejemplos de personas quienes actuaron en virtud del llamado de Dios:
1. Para dejar su hogar e irse a un país remoto (Abram).
2. Para vencer a un gigante filisteo (David).
3. Para dejar todo y seguirlo a Jesús (Pedro).

Flexibilidad

Sin embargo, mientras que necesitemos enfocarnos en ciertas prioridades, también necesitamos ser flexibles para rescatar las oportunidades no planeadas que Dios nos manda en nuestro camino. Justamente hace un par de días, estaba en un restaurante dando los toques finales a mi preparación para una ceremonia de boda que estaba por conducir en solo un par de horas. No estaba precisamente buscando a ministeriar a alguien.

Sin embargo, una mujer de edad más avanzada estaba buscando un lugar para sentar su bandeja y comer. El único lugar disponible era en la mesa de mi lado diseñada por dos personas. La invité a sentarse en la mesa cuando me preguntó si me molestaba si se sentaba allá. Lo que no supe fue que habían dos más personas con ella. Cuando todos se sentaron, uno de ellos resultó sentado justamente frente a mí en mi mesa.

Dentro de unos minutos, me di cuenta que tenía que poner a un lado lo que estaba haciendo y hablar con ellos. Todos eran cristianos fuertes pero tenían algunas preguntas. Tuve la oportunidad de compartir unos pensamientos y de darles a cada uno un libro que creí que les iba a ayudar. Había empacado los libros en mi maletín « por si acaso » si alguien quien podría usarlos se cruzara en mi camino. Descubrí que Dios muchas veces nos presenta oportunidades no esperadas y aprendí a ser flexible en mi caminar.
Espero que estos pensamientos y ejemplos los va a animar a todos Uds. mientras que caminen con Dios.

Día Mundial de Oración

Miércoles, Abril 2nd, 2014 | Sin categoría | No hay comentarios

Muchas veces, Judy y yo hospedamos eventos en nuestro hogar para varios grupos de nuestros coordinadores. Usualmente, tenemos un tiempo para preguntas y se nos pregunta a mí y a Judy sobre nuestra experiencia de caminar con Dios. Entonces pensé que sería bueno escribir sobre actitudes y prácticas que me resultaron útiles en mi relación con Dios.

Primero, déjenme decir que todavía me queda un camino largo adelante y no me considero un ejemplo perfecto. Pero las siguientes cosas me ayudan a permanecer cerca de Dios y de Su plan para mi vida. Saludos,

Nuestro próximo Día Mundial de Oración (DMO) será el martes, 22 de abril. Unos de nosotros van a juntarse en grupos pequeños para orar. Otros se juntarán en grupos mucho más grandes. De cualquier manera, es un gran privilegio formar parte de un movimiento global entregado a la oración. La oración es una parte central de lo que somos.

El tema bíblico de nuestro día viene de Hebreos 12:2: « Poniendo nuestros ojos en Jesús » (La Santa Biblia, Versión Reina Valera Antigua).

Los recientes Juegos Olímpicos de Invierno presentaron muchos eventos diversos. Pero en cualquier evento, todos los atletas fueron disciplinados y persistentes en su enfoque. Mientras que busquemos a ver movimientos espirituales por todas partes, debemos ser diligentes en mantener nuestro enfoque en Cristo.

No es difícil resbalarnos en un patrón en donde los requisitos de tiempo necesario para el ministerio están competiendo con nuestra habilidad de ponerlo a Dios en el primer lugar. El esfuerzo de los atletas cosecha recompensas. Pero la fructiferidad en el ministerio viene mientras que permanezcamos en dependencia de Dios y mientras que pongamos nuestros ojos en Jesús. Cuando oremos de todo nuestro corazón, eso pasa.

Júntense a mí en reservar el cuarto martes de abril para re-enfocar nuestros corazones y nuestras mentes en Él. Y durante las próximas semanas, los invito a mirar Hebreos 12:1-3 de una manera fresca y profunda.

Corriendo la carrera con Uds.,

Steve Douglass
Presidente, Campus Crusade for Christ/Cru

Pueden someter pedidos de oración a: global.prayer@ccci.org

Donde mi corazón está

Viernes, Febrero 28th, 2014 | Sin categoría | No hay comentarios

En la primera semana de enero, me reservé tiempo para orar, pensar y planear. Empezó lentamente, pero una mañana me desperté a las 4 y empecé a anotar unos pensamientos frescos relacionados a la manera en la cual estoy tratando de retar a los cristianos para involucrarse en la Gran Comisión. Tal vez este resumen simple les dará ánimo a Uds. como me dio a mí.

Ver

A veces, los cristianos no tienen una visión clara de lo que significa cumplir con la Gran Comisión. Unos pueden pensar que solamente implica presentar el evangelio a multitudes de decenas de miles de personas o ministeriar dentro de los servicios de la iglesia. Pero en muchos casos, el ministerio ocurre entre dos personas, en grupos pequeños, por correo electrónico, textos y en Facebook. Muchas veces, los cristianos piensan que la Gran Comisión se cumple en otros lugares–en un país remoto–en vez del mismo lugar donde viven.

Nuestro trabajo es de mostrar a la gente que significa « irse », « hacer discípulos », « enseñándoles a obedecer » en su simple esencia. Esto atrae a la gente a entrar en una comunión estrecha con Dios, lo que es Su plan maestro.

Creer

Otro problema los cristianos tienen con frecuencia es que no creen que la Gran Comisión se puede cumplir–al menos no muy pronto. Tal vez no se enteraron realmente de lo que Dios está haciendo hoy alrededor del mundo–decenas de millones de personas vinieron a Cristo en los últimos años tan sólo en China y la India. Tal vez no supieron que Jesús está apareciendo en sueños a un nombre increíble de gente en el mundo musulmán. Entonces tenemos el privilegio de motivar a la gente con noticias sobre la extensión del poder de Dios y el alcance actual del evangelio alrededor del mundo.

Poseer

Todo esto nos conduce a tratar de ayudar a los cristianos a « poseer » un pedacito del cumplimiento de la Gran Comisión. Empieza con estar motivados para involucrarse. Pero esto tiene que conducir a ver algo especifico que ellos se pueden imaginar haciendo. Después tienen que tomar unos pasos de acción - entrenarse, equiparse y emplearse en actividades ministeriales.

Mostrarles como hacerlo es parte de lo que hacemos con cristianos. Este fue la motivación inicial para Bill Bright para escribir el folleto Los cuatro leyes espirituales–mostrarles a los cristianos como compartir su fe con otros.

Ahora tenemos un montón de estrategias, entrenamientos y materiales para mostrarles a los cristianos como ejercer un impacto ministerial sobre otros. Déjenme compartir con Uds. un ejemplo sobre el seminario en el video FamilyLife’s The Art of Marriage [El arte del matrimonio producido por La vida de familia].

Jeff Brawley es el dueño de un negocio próspero de soldadura en un pequeño pueblo de Missouri. Con el tiempo, él y su esposa sintieron que Dios quería usarlos para alcanzar a otros para Cristo y para hacer una diferencia en sus vidas mientras que crecían en su fe. Cuando Jeff empezó a ministeriar a hombres, se dio cuenta que muchos necesitaban ayuda en sus matrimonios. Él y Sheila se enteraron del video de entrenamiento El arte del matrimonio. Organizaron un evento en su iglesia y 75 parejas lo atendieron. Un poco más tarde, organizaron otro evento al cual se presentaron 150 parejas. Cinco de estas parejas trajeron el entrenamiento de vuelta a sus iglesias. A uno de aquellos eventos vinieron 50 parejas.

En estos eventos, muchos vinieron a Cristo, aprendieron como caminar con el poder y dirección del Espíritu Santo, y como crecer en sus matrimonios. Todo esto pasó gracias a una pareja quien creían que no eran educados suficientemente para ser eficientes en el ministerio pero simplemente dieron un salto en la fe. Los ayudamos a ver como lo podían hacer–como podían « poseer » un pedacito de la Gran Comisión.

Involucrar a otros

Lo que Jeff y Sheila hicieron muestra una cosa más que ayudamos la gente a hacer - involucrar a otros. Ayudamos a cristianos a animar a otros a:

1. Ver y entender lo que significa la Gran Comisión.
2. Creer que Dios está trabajando en su cumplimiento a través de cristianos hoy en día.
3. Poseer un pedacito de todo esto.
4. Involucrar a otros también.

íQué tarea emocionante tenemos! Verdad?